Museo Pedagógico “La Última Escuela”

El Museo Pedagógico “La última escuela” de Otones de Benjumea ha ampliado sus instalaciones, ha incrementado sus fondos hasta llegar a los 14.000 y ha atendido a más de 32.000 visitantes en sus 14 años de existencia. Si aún no nos conoces, acércate hasta Otones (Segovia). Te atenderemos encantados. Y si tienes materiales escolares que quieras donar, de cualquier época, ponte en contacto con nosotros.

La etnografía escolar, la etnohistoria de la escuela o la historia material de la escuela, entre otras, son imágenes que se vienen utilizando para designar una nueva corriente, emergente en la pasada década, y que consiste en la atención que los historiadores de la educación están prestando a la rec uperación y estudio de los materiales de dicho patrimonio pedagógico.

Esta tendencia se propone el objetivo de orientar en la comprensión de los modelos formativos que subyacen en las estructuras materiales de la enseñanza en cada momento histórico. Así, los libros, los recursos didácticos, el mobiliario, los espacios y el resto de los elementos que conforman el utillaje escolar hablan también de los modos de sentir y pensar, de los sistemas de valores que han informado la educación, de la intrahistoria de la escuela y de las relaciones de ésta con la sociedad de la época..

Por otra parte, estos nuevos planteamientos historiográficos han impulsado el interés social y la revalorización que los viejos útiles escolares han alcanzado. A ello, sin duda, ha contribuido también el efecto nostálgico que produce el recuerdo y la consiguiente identificación con los objetos de nuestra infancia.

Las anteriores circunstancias, coincidentes con algunos de los objetivos de la A.C. “El Corralón”, están en el origen de la creación del Museo Pedagógico “La última escuela de Otones de Benjumea”.

Inaugurado en 1996 y ubicado en el antiguo edificio escolar, recoge y muestra la historia de la escuela desde mediados del siglo XIX hasta el momento presente.

En él se pueden encontrar referencias sobre los maestros que enseñaron, los libros de texto y lectura con los que se aprendía, los materiales didácticos que posibilitaban y hacían más ameno el aprendizaje, los juegos y juguetes de la época, el mobiliario escolar que se utilizó…

Sus fondos están compuestos por más de 10.000 libros, por más de 4.000 objetos de menaje escolar ( pupitres, iconografía, recursos educativos, etc.) y por otros documentos y materiales propios de la escuela. Por otra parte, con la intención de guiar y orientar la interpretación de la realidad escolar representada en el Museo, la Asociación que lo gestiona ha publicado un catálogo-libro y un vídeo sobre el mismo. Aun siendo uno de los primeros museos pedagógicos de estas características creados en Castilla y León en la etapa histórica reciente, en la actualidad existen ya repartidas por toda la geografía española otras importantes iniciativas que, sin duda, completarán la tarea de recuperación y reconstrucción del patrimonio escolar.

El proyecto colectivo que aquí se da  a conocer pretende constituirse en una modesta contribución a dicha empresa, particularmente en su dimensión rural. Además, quiere servir de reconocimiento a los maestros y maestras, a las familias, a los niños y niñas que alentaron el discurrir de la escuela, valorada como una de las raíces más importantes de nuestras vidas por los que hemos tenido la oportunidad de impregnarnos de su cultura.

 

Deja un comentario